Las recomendaciones propuestas cuestionan el valor de los suplementos de calcio y vitamina D

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (US Preventive Services Task Force, USPSTF) ha suscitado un torbellino de debate al proponer que las mujeres despedir suplementos diarios de calcio y vitamina D, que, según el grupo de trabajo, puede hacer más daño que bien. Si su médico le ha recomendado estos suplementos para proteger sus huesos, es posible que sienta que está en un sube y baja de consejos y no puede saber qué extremo está arriba.

Antes de tirar sus suplementos a la basura, debe comprender la justificación del consejo del USPSTF y cómo los especialistas en osteoporosis aconsejan a sus pacientes a la luz de esta recomendación. Tres médicos de Harvard ofrecen sus perspectivas sobre el tema.

Lo racional

El USPSTF hace sus recomendaciones sopesando la evidencia disponible sobre los beneficios de cualquier práctica preventiva en particular frente a sus riesgos. En este caso, examinaron estudios que evaluaron la capacidad de los suplementos de calcio y vitamina D para proteger contra las fracturas óseas y el cáncer relacionados con la osteoporosis, y sus probabilidades de causar efectos secundarios.

Concluyeron que, según la evidencia disponible, los complementos que contienen hasta 400 UI de vitamina D y 1000 miligramos (mg) de calcio no reducen las fracturas en mujeres posmenopáusicas. Además, estos suplementos pueden aumentar ligeramente el riesgo de cálculos renales. (Los suplementos de calcio también se han relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca).

Como resultado, el USPSTF dice que las mujeres posmenopáusicas que no están en riesgo de osteoporosis no deberían tomar estos suplementos para prevenir fracturas. El jurado aún está deliberando sobre si vale la pena que las mujeres y los hombres tomen dosis más altas de calcio y vitamina D para prevenir fracturas, o tomar vitamina D para prevenir el cáncer.

¿Complementar… o no complementar?

Antes de cambiar tu régimen diario de suplementos, recuerda que estas recomendaciones aún son preliminares. El USPSTF ha presentado su recomendación en forma de borrador, con la esperanza de escuchar a los expertos de la comunidad médica. Los comentarios que recibe podrían alterar las recomendaciones finales.

Además, es posible que las recomendaciones no se apliquen a usted. “Debemos recordar que se trata de recomendaciones preliminares y que falta evidencia en este momento para muchas de esas recomendaciones”, explica la Dra. Jill Paulson, instructora de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard. “No es una talla única para todos y no es una declaración general”.

Las recomendaciones tampoco se aplican a las personas que tienen osteoporosis o que están en riesgo de tenerla. “Voy a seguir recomendando que esos pacientes obtengan el calcio y la vitamina D adecuados”, dice el Dr. Paulson.

El Instituto de Medicina recomienda que todas las mujeres mayores de 50 años necesiten 1200 mg de calcio al día; los que tienen entre 51 y 70 años necesitan 600 unidades internacionales (UI) de vitamina D, mientras que los mayores de 70 años necesitan 800 UI. Los hombres de 51 a 70 años necesitan 1000 mg de calcio y 600 UI de vitamina D, mientras que los mayores de 70 años necesitan 1200 mg de calcio y 800 UI de vitamina D. Nuestros expertos dicen que la mayoría de esos requerimientos diarios deben provenir de su cocina, no tu botiquín.

«Creo que el calcio y la vitamina D son importantes para la salud ósea, pero recomiendo que los pacientes obtengan calcio de su dieta», explica la Dra. Meryl LeBoff, directora del Centro de Salud Esquelética y Osteoporosis y Unidad de Densidad Ósea del Hospital Brigham and Women’s y profesora de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard. “En las personas que no pueden cumplir con las recomendaciones dietéticas, recomendaría suplementos”.

“Les digo a los pacientes que calculen la cantidad de calcio que obtienen de su dieta y luego la complementen. No quiero que tomen exceso de calcio”, agrega el Dr. David Slovik, profesor asociado de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, jefe de la Unidad de Endocrinología y Diabetes en el Hospital Newton-Wellesley y endocrinólogo en el Hospital General de Massachusetts.

Obtener su requerimiento diario de calcio es más fácil de lo que piensa, y no requiere tragar galones de leche. Buenas fuentes de calcio incluyen:

  • yogur bajo en grasa (8 onzas, 400 mg)
  • jugo de naranja fortificado con calcio (8 onzas, 400 mg)
  • Queso cheddar (1.5 onzas, 180 mg)
  • salmón y sardinas enlatados (3 onzas, alrededor de 300 mg)
  • col rizada y espinacas (1 taza, aproximadamente 250 mg)

Alcanzar su requerimiento diario de vitamina D con los alimentos es un desafío, porque solo unos pocos alimentos contienen grandes cantidades de vitamina D. Las buenas opciones incluyen:

  • salmón, trucha, halibut, atún y sardinas (3 onzas, 250 mg a 400 mg)
  • leche, queso y otros productos lácteos (30 UI a 60 UI por porción)
  • jugo de naranja fortificado y cereales para el desayuno (40 UI a 60 UI por porción)

(Las listas extensas de buenas fuentes alimenticias de calcio y vitamina D están disponibles de forma gratuita en el USDA’s Servicio de Investigación Agropecuaria.)

La vitamina D también se activa en la piel expuesta al sol, pero «en el invierno en los climas del norte, hay muy poca activación de la vitamina D en la piel», dice el Dr. LeBoff. Es por eso que muchos médicos recomiendan suplementos de vitamina D.

Así que no abandone su régimen de suplementos basándose únicamente en las recomendaciones de la USPSTF. Podrías descuidar tus huesos en el proceso. “Revise las recomendaciones específicas con su médico, porque estas son decisiones de salud importantes”, aconseja el Dr. LeBoff.

Deja un comentario